Miércoles 16 de Mayo de 2018

Impulsan la adhesión de General Pueyrredon a una Ley Nacional sobre el Parto Respetado

El Honorable Concejo Deliberante organizó hoy, miércoles 16 de Mayo, una Jornada de Trabajo sobre Parto Respetado a fines de profundizar el análisis sobre la temática.
El encuentro se desarrolló esta mañana en el recinto de sesiones, a instancias de la concejal Marina Santoro (UC), presidente de la comisión de Calidad de Vida.
Estuvieron presentes los concejales Balut Olivar Tarifa Arenas, Virginia Sívoria y Verónica Lagos (UC) y Angélica González (CC), además de integrantes del Departamento Ejecutivo, profesionales de la medicina, directivos de nosocomios locales, integrantes de ONG y otros actores vinculados a la temática en análisis.
En primer término, Santoro dio la bienvenida: “Buenos días a todos. He anotado algunos de los recuerdos traumáticos sufridos por mujeres en sus experiencias. Me pareció propicio para dar inicio a una jornada de debate sobre la salud pública, por un problema social que creemos tiene que ver con la creciente ola de empoderamiento de las mujeres y de la diversidad. Si bien la ley 25.929, de parto respetado, es de 2004, en realidad es una ley que forma parte de la misma lucha que damos todas las mujeres de este país para lograr más derechos. Las historias particulares dan cuenta de una situación social determinada, a pesar de que existe una ley vigente, que no se cumple generalmente. Y que, en general, también, es desconocida por los prestadores de salud y por la comunidad. Es una gran deuda que tenemos todos. También debemos entender qué relación tiene esa normativa con la ley 26.485, que es la ley contra la violencia de género. Eso nos lleva a entender que hablar de violencia obstétrica es hablar de violencia de género. Es tarea de todos lograr que el pre-parto, el parto y el pos-parto sea mucho más humanizante y que las prácticas médicas sean menos medicalizantes, que el embarazo no sea una patología más”.
Luego, los presentes se fueron turnando para tomar la palabra, abordando el tema desde diversas ópticas, incluyendo la legal, la cultural, la social y también la económico-financiera.

Consideraciones sobre la Jornada

El término "parto respetado" o "parto humanizado" hace referencia a una modalidad de atención del parto caracterizada por el respeto a los derechos de los padres/madres y los niños y niñas en el momento del nacimiento. Es decir en consonancia con las necesidades y deseos de la familia que va a dar a luz. Cuando se habla de parto humanizado, se habla de generar un espacio familiar donde la mamá y su bebé sean los protagonistas y donde el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible.
La Ley de Parto Humanizado Nº 25.929 y su reglamentación (decreto 2035/2015) promueven que se respete a la familia en sus particularidades –raza, religión, nacionalidad- y que se la acompañe en la toma de decisiones seguras e informadas.
La madre tiene derecho:
*A ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante el parto y postparto y participar activamente en las decisiones que acerca de las alternativas distintas si es que existen.
*A ser considerada como persona sana, de modo que se facilite su participación como protagonista de su propio parto.
*A un parto respetuoso de los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados.
*A ser informada sobre la evolución de su parto, el estado de su hijo o hija y, en general, a que se le haga partícipe de las diferentes actuaciones de los profesionales.
*A no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación.
*A elegir quién la acompañe durante el trabajo de parto, parto y postparto.
*A tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.
*A ser informada, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar.
*A recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de sí misma y del niño o niña.
*A ser informada específicamente sobre los efectos adversos del tabaco, el alcohol y las drogas sobre el niño o niña y ella misma.

Toda persona recién nacida tiene derecho:
*A ser tratada en forma respetuosa y digna.
*A su inequívoca identificación.
*A no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación o docencia.
*A la internación conjunta con su madre en sala.
*A que sus padres reciban adecuado asesoramiento e información sobre los cuidados para su crecimiento y desarrollo, así como de su plan de vacunación.
La ley tardó 10 años en ser reglamentada y que existen denuncias de que muchas veces no se cumple en hospitales públicos y centros de salud de la ciudad, a pesar de que los/as profesionales lo piden.
Es necesario que el Partido de General Pueyrredon adhiera a dicha ley. La diputada nacional Fernanda Raverta propuso en el 2015 que la provincia de Buenos Aires adhiriera a la Ley Nacional de Parto Humanizado, trabajando en conjunto durante años con la RELACAHUPAN (Red Latinoamericana y del Caribe para la humanización del Parto y el Nacimiento).
En ese marco, la legisladora señaló: "Resulta importante avanzar en este sentido y generar alternativas que tiendan a considerar los deseos y necesidades de la madre, el padre, el hijo o hija, en el marco de esta ley, debido a que tanto las mujeres o las parejas deben ser libres y tener toda la información necesaria para tomar decisiones".
Según las parteras especialistas, más del 90% de las mujeres tienen partos normales, por lo que hay que darles tiempo, pero el sistema en la ciudad no ayuda a que sucedan así.
En Mar del Plata existe una Mesa Interinstitucional de la Universidad de Mar del Plata que trabaja sobre el tema. También existen grupos de doulas (acompañantes emocionales), parteras y obstetras que trabajan a diario para que se cumpla la ley.
El movimiento de mujeres en su conjunto está luchando en el país por lograr una ley que garantice el aborto legal, seguro y gratuito, generando una ola de lucha por los derechos de las mujeres en toda la Argentina.
En el marco de una lucha por el empoderamiento de la mujer y de los derechos por la soberanía sobre su cuerpo, es necesario legislar para que el Estado las acompañe adecuadamente.